Pensando y repensando Barcelonas posibles

Qué modelo o modelos de ciudad queremos es un debate que no se terminará nunca. Hay múltiples intereses económicos en conflicto, subjetividades ciudadanas muy diversas y consideraciones desde varios ámbitos técnicos que no siempre resultan fáciles de compatibilizar. Que el acuerdo absoluto sea una utopía no es razón para dejarlo de lado, todo lo contrario. Y si hay que ir introduciendo nuevas consideraciones en el debate, derivadas de nuevas realidades y nuevos puntos de vista, bienvenidas sean.

Por eso resultan tan atractivas un conjunto de actividades que plantean cómo encajar en Barcelona algunos de los retos de presente y de futuro que en los últimos tiempos se están manifestando como cruciales. Es el caso de Community Land Trusts. Propiedad tripartita del suelo, que el día 13, la primera tarde de la Bienal, expone un modelo de copropiedad del terreno que puede ser una chispa que ayude a descoyuntar el problema de la vivienda y el pequeño comercio. Al día siguiente, en la Modelo, hay una cita de enfoque más genérico, con un título que no podría ser más elocuente: La ciudad del futuro. En ella se plantean algunos de los grandes temas que se prevé que vertebren el urbanismo que está por venir, en Barcelona y también en clave global.