Presentación de la Bienal de pensamiento 2020

ES

Vivimos un cambio de época. Revolución digital, globalización económica y progreso científico llegan acompañados de la constatación de un deterioro difícilmente reversible del clima y de muchos interrogantes sobre el futuro del trabajo o de la capacidad de mantener la cohesión social en un entorno cada vez más desigual. El reciente episodio de pandemia no hace sino reforzar estos elementos de cambio y transición.

Se debe recuperar la capacidad de proyectar futuros que den respuestas a las incertidumbres que nos plantean las transiciones vitales, ambientales, económicas y sociales en las que vive inmerso el mundo. A las incógnitas y graves amenazas sobre la viabilidad de los modelos de vida imperantes.

En esta segunda edición de la Bienal Ciudad Abierta queremos abrir los debates sobre temas de fondo de la manera más accesible posible, aprovechando los espacios públicos de la ciudad y la red de entidades, equipamientos y colectivos interesados en participar. Estamos en un mundo, en un país y en una ciudad que viven de manera muy intensa este conjunto de transiciones, y tenemos que aprovechar todas las oportunidades para generar espacios de reflexión y debate que nos ayuden a afrontar estos retos colectivamente.

Futuros, democracia, tecnología y ciudad serán los cimientos sobre los que construiremos un abanico de propuestas dirigidas a todos los públicos y con lenguajes y formatos diversos que permitan que todo el mundo pueda dar su opinión. Escucharemos voces de todo el mundo que, desde distintos puntos de vista y disciplinas, nos ofrecerán reflexiones, diagnósticos y, sobre todo, propuestas de salida de los dilemas que afrontamos. Y te escucharemos a ti.

Para que entre todas y todos imaginemos, pensemos y construyamos futuros mejores.

Más información

Itinerarios de la Bienal de pensamiento

Repensemos la ciudad

La ciudad es un agente clave para la sociedad del presente y del futuro. Un lugar donde vivir, desplazarse y relacionarse. Donde acceder a los servicios y fomentar la seguridad, la salud y la inclusión.

Cada vez tengo más presente que hay que poner la vida y las personas, con su diversidad y complejidad, en el centro del diseño de ciudades. Crear ciudades que escuchan y observan con una mirada atenta y empática y que se acercan a la gente, la entienden y la cuidan. Que generan complicidad y comunidad. Un espacio público inclusivo y saludable.

Consulta toda la programación
La democracia en temps de crisi ES

La democracia en tiempo de crisis

En los últimos años, la democracia ha experimentado transformaciones que imponen la necesidad de reflexionar de nuevo y colectivamente en torno a su sentido y su futuro. La economía de mercado, la expansión de los populismos – especialmente de los que se articulan desde ideologías radicales de derecha– y otras patologías políticas amenazan a las instituciones democráticas.

La reflexión se tiene que situar en el contexto de una transición ecológica y medioambiental en tensión con las lógicas electoralistas y a corto plazo, y plantea la necesidad de una transformación en las conciencias ciudadanas para hacer frente a este reto extraordinario.

Consulta toda la programación
La metamorfosi tecnològíca ES

La metamorfosis tecnológica

En plena era digital, el mundo avanza hacia un contexto cada vez más global, definido por la absoluta interdependencia comercial entre países y por la conectividad humana e inalámbrica a nivel mundial -redes sociales, 5G, Big Data...– o el acceso abierto a las bases de datos a escala internacional (open source).

El diseño urbano tiene que hacer una clara apuesta por la incorporación de las innovaciones tecnológicas en el planeamiento de ciudades inteligentes, así como por la creación de una red de equipamientos de fabricación digital que acerquen a pequeña y media escala la producción y distribución de objetos de consumo cotidiano: fab cities.

Consulta toda la programación
ES

Los retos del futuro

La crisis de la covid-19 ha logrado detener la vida tal y como la conocíamos. El colapso provocado por la pandemia nos ha situado ante escenarios de incertidumbre en los que el miedo a la pérdida de derechos y libertades o a la proliferación de gestos de tinte autoritario parecen conducirnos a un mismo sitio: la negación del futuro.

Pero esta situación también abre la posibilidad de cambios profundos y tiene la capacidad de revelar los límites de un modo de vida que ha quedado ya para siempre trastocado. ¿Qué puede emerger de esta crisis? ¿Qué nuevas utopías, qué nuevas palabras necesitamos para dar sentido y cocrear el mundo que está naciendo?

Consulta toda la programación